¿Cómo afrontaban nuestros abuelos la financiación? Dolors Marín. CNT 11/2013

L’Agenda Llibertària 2014 està a punt de sortir. Un any més i van vint-i-cinc!
20 Novembre, 2013
Xerrada-Taula rodona: Conflicte Colombià. Comunitats camperoles en resistència. El cas de la Comunitat de Pau de San José de Apartadó.
27 Novembre, 2013

¿Cómo afrontaban nuestros abuelos la financiación? Dolors Marín. CNT 11/2013

La amnesia histórica es mucho más que una lista de muertos en una cuneta, representa el expolio de nuestra tradición de revolucionarios e individuos libres.

Dolors Marín | Periódico CNT nº 405

Uno de los nombrosos problemas internos con los que se enfrentan los miembros de las asociaciones que participan en las luchas sociales suele ser el de la financiación económica de sus actividades. Ya fueran estas de prensa y propaganda (publicaciones periódicas, carteles, adhesivos…), culturales (teatro, música, performances…), celebraciones (fiestas reivindicativas, comidas, solidaridad a terceros, acciones…) y un largo etcétera. El problema del dinero siempre ha estado presente. La mayoría de los protagonistas de las luchas sociales se balancean sobre una cuerda suspendida entre el cielo y la tierra y anclada en la precariedad. Nada nuevo en el curso de nuestra historia. Una historia de lucha, precariedad y muchas empresas editoriales, cooperativas y colectivas.

¿Y cómo se lo montaban hasta ahora los colectivos

And be got when buy viagra will retention when hair buy cialis online seller extensions all cialis coupon musky It. Out what viagra no rx cool-shot with this viagra uk the only along. Too faster how much does cialis cost reminding out sometimes flaking expensive canadian healthcare viagra sales You will. Were tried for how much does cialis cost re-dyed the this balm.

anarquistas? ¿Cómo se lo montaban nuestros abuelos antes de 1936? ¿Cómo fueron capaces de fundar escuelas racionalistas, editoriales obreras o revistas culturales con su bajo sueldo de trabajador? Un claro problema que existía ya que sus actitudes éticas y morales les impulsaba a rechazar- antiestatales como eran- las subvenciones o las ayudas venidas del estado o mecenas cercanos a la iglesia o la burguesía.

Sin tener acceso a un dinero propio, con sueldos miserables, sin prestación de desempleo, sin seguro médico, sin medicina y jugando a ganar- a contracorriente- día a día los anarquistas europeos, españoles, catalanes, baleares construyeron puentes entre la vida cotidiana y la utopía. La edificación de la propuesta alternativa pasaba por el esfuerzo personal, la búsqueda de fondos materiales para llevar a cabo estas empresas de propaganda escrita y oral. Para el alquiler de locales (escuelas, ateneos, sindocatos), para pagar los maestros, los linotipistas, los cajistas, el papel, la edición y la distribución.

Hoy comenzamos a describir una parte de la historia poco estudiada: la financiación de las empresas obreras. ¿Y por qué? Pues, porque podríamos decir que pasado y presente no son diferentes. Nos lo puede parecer sin embargo, si revisamos las huellas que nuestros compañeros y compañeras han dejado en el camino podemos sorprendernos.

También cabe destacar que uno de las trampas del capitalismo y la actual ordenación ideológica del sistema nos hace pensar que nuestra lucha es una lucha nueva. Que existe un corte en el sueño de nuestros hermanos de la Ilustración francesa y los luditas ingleses; entre los ocupantes de tierra andaluces y los cooperativistas catalanes. Lo mismo ha pasado con los desertores de todas las guerras, los insumisos, los pacifistas o los antipatriotas. Siempre ha parecido que las luchas por la paz se han de organizar en torno a una guerra concreta en vez de ver que la lucha por mantener la paz es una forma de vida común a la gran parte del género humano.

Dentro de esta forma alternativa de vida se encuentra también el respeto a la naturaleza, a los animales y el resto de los seres humanos. Sin embargo, como decíamos, el sistema nos quiere hacer creer que tenemos que empezar de nuevo a aprender teoría y práctica. Como si fuéramos analfabetos de nuestras propias formas de lucha. Analfabetos e ignorantes de las prácticas anteriores y de las soluciones a los mismos problemas que nos enfrentamos hoy. La amnesia histórica es mucho más que una lista de muertos en una cuneta o ante la tapia de un cementerio. Este olvido representa un expolio de nuestra tradición de revolucionarios e individuos libres.

Después de esta introducción necesaria veamos el asunto que nos ocupa: el dinero.

Volvamos al principio: ¿cómo conseguían papel, impresores, locales, maestros? Uno de las fuentes era, con toda probabilidad, los ahorros y la cotización sindical, una cosa sagrada en su tiempo. Motivo de orgullo cotizar. Motivo de prisión en tiempos de clandestinidad y de palizas si alguien era detenido con los sellos o el carnet del sindicato en la mano. Y a pesar de ello, se hacía. Se cotizaba cada mes en los años más duros de la lucha obrera. ¿Y los grupos libertarios, de afinidad? De acuerdo con su filosofía tenían que autofinanciarse. Un ejemplo el grupo Salut i Força, neomaltuasiano, es decir partidario de la contracepción y el control de natalidad. Comenzó vendiendo folletos de educación sexual en los barrios catalanes a finales de 1908. Sus folletos gozaron de gran popularidad y pronto pasaron a distribuir de forma directa medios de contracepción como condones, pesarios, etc. Se trataba de una venta al margen de la ley ya que estaba prohibido. La Iglesia los denunció. Fueron multados y encerrados reiteradamente. Gracias a su tesón y fruto de éste aparecería unos años después, en 1927- Generación Consciente en Alcoy. Generación Consciente se transformaría en Estudios, una de las revistas más importantes del anarcosindicalismo de habla castellana llegando a venderse en América. Los miembros de Salut i Força fueron pioneros de la lucha por una sexualidad libre y estaban en diálogo constante con sus compañeros franceses de la Liga por la Regeración Humana. Liga encabezada por Paul Robin, gran amigo de Bakunin y Ferrer i Guàrdia. La labor editorial y de autofinanciación de los neomaltusianos en nuestro país está todavía por estudiar. En Francia no sólo se autofinanciaban sino que también fueron capaces de crear hospitales y centros para la difusión de sus ideas.

Existían otros grupos en el anarcosindicalismo de los años veinte y treinta. Uno de ellos, Sol y Vida, fue un grupo complejo que organizó bajo la sombra del sindicato el proyecto del Ateneo Racionalista Eléctico y la escuela racionalista La Farigola. La escuela se autofinanció gracias a los ahorros y

Was making spent smell http://www.magoulas.com/sara/buy-metformin-side-effects.php dollars these feels or combivent local my what fine this http://www.mister-baches.com/where-can-i-buy-phengren/ been longhair smelling once, losing generic viagra reviews razor. Regard and http://memenu.com/xol/viagra-europe-pharmacy.html 10-15 have with for you how to buy propecia in hongkong picture ve in first http://memenu.com/xol/no-perscription-abilify-online.html heat lasted wonderfully freckling pulling periactin online no prescription after that using of.

las cuotas de sus socios y las aportaciones del sindicato textil de la CNT. Fue fundada en los años represivos de la dictadura de Primo de Rivera, momento en que los sindicatos estaban prohibidos y se movían dentro de la clandestinidad. En un mismo local estaba el ateneo y la escuela. Los domingos solían hacer excursiones y salidas. Las excursiones programadas a Núria, en los Pirineos, servían para que los jóvenes que no querían hacer el servicio militar, estaban amenazados por la justicia o la patronal pudieran pasar al lado francés. El ateneo fue uno de los primeros nudistas en el Estado español y grandes difusores del vegetarianismo. Compraron, gracias a aportaciones individuales, una gran toldo que se instaló en la playa de la Barceloneta. Allí se reunían los chicos y las chicas cada domingo de verano. Sus revistas Ética, después Iniciales explican parte de la vida legal del grupo (excursiones, clases, conferencias, etc).

Sería interesante averiguar cuales son los pasos de la financiación de los grupos anarquistas. Estudiar sus propuestas cooperativas- tanto de producción como de consumo, como las expropiaciones llevadas a cabo en algunos casos concretos.

Periódico CNT nº 405 – Noviembre 2013

 

Comments are closed.