Vemos las manipulaciones y los peligros pero también las posibilidades y creemos que hay que intentarlo

Pregón de Marina Garcés en les Festes de la Mercè, en castellano: ‘Un nosotros sin nombre, hecho de todos nuestros nombres’
25 setembre, 2017
Comunicado de vecinos y vecinas del bloque del Carrer de la Cera 1
28 setembre, 2017

Vemos las manipulaciones y los peligros pero también las posibilidades y creemos que hay que intentarlo

Vemos las manipulaciones y los peligros pero también las posibilidades y creemos que hay que intentarlo.

“Hay muchas Barcelonas, pero la Barcelona a la cual me gusta volver es, en primer lugar, una ciudad a la cual no le gusta el poder. Ni la exhibición de poder, ni el abuso de poder, ni la proximidad con el poder.
Una ciudad que sabe que la mejor soberanía es estar lejos de los que mandan: reyes, emperadores, potentados, financieros, amos, patrones… Cuanto más lejos, mejor. «Que se vayan todos», como decían en Argentina durante la crisis del 2001. La Barcelona que me gusta es una princesa que no quiere rey ni marido. Una mujer libre, como lo quisieron ser las mujeres libres, las mujeres anarquistas de los años treinta.”

Pregón de Marina Garcés en les Festes de la Mercè, en castellano: ‘Un nosotros sin nombre, hecho de todos nuestros nombres’

Ya todos los poderes se conjuntaron para impedir que se ponga en cuestión el orden establecido, no hay que olvidarlo un orden injusto, impuesto por la fuerza, vestido de democracia, ley y orden. Diversos poderes en lucha por dirigir el futuro pero no hay que olvidar que no es la única pelea, la pelea entre élites por saber quien manda aquí, también está la pelea por los derechos y las libertades y esa es la que nos interpela y nos mueve.

Hay quien no lo entiende y no lo comparte y nos avisa de los peligros, se agradece pero somos conscientes de ello. Hay una rebeldía, un descontento popular y un deseo de cambio, mediatizado, utilizado y dirigido por aquellos que aspiran al poder. Nosotros aspiramos a la autoorganización y a la lucha constante por la libertad y la justicia. Formamos parte de esa memoria rebelde que ha conseguido los momentos de máxima libertad de este pueblo. No hay que olvidar que nuestros abuelos derrotaron al fascismo en la calle, que nuestras abuelas construyeron un mundo nuevo en medio de una guerra y dejaron un ejemplo que todos los poderes de su tiempo se encargaron de destrozar para impedir que tuviera tiempo de crecer y consolidarse y lo hicieron desde el respeto, desde la humildad a la vez que desde la valentía, dejándose la vida por la libertad de todos.

Eso es lo que sentimos que está en juego y hay que defenderlo. El estado ha visto el peligro y ha puesto todos los medios para impedirlo. Las élites, los partidos y las organizaciones miden los costos de sus movimientos par salir bien parados y la gente va haciendo en medio de todo este ruido: los estibadores, el movimiento estudiantil, los barrios y los pueblos se autoorganizan y desafían al poder y a los poderes. A cada envite del poder responden con imaginación y lo desnudan. Funcionarios y poderes se guardan para no salir mal parados. El fascismo sale a la calle para parar junto con toda la fuerza del estado las posibilidades de libertad fuera del terreno de juego hasta ahora delimitado.

Solo el apoyo mutuo, la solidaridad, la autoorganización, la democracia directa y la resistencia civil podrán para los golpes. No solo para apoyar a una colectividad que tiene derecho a expresarse, sino para poder expresarnos todos libremente y dar una posibilidad más justa con todas las luchas que se están dando contra el autoritarismo. Puede ser que no sea así pero habrá que intentarlo.

Salud y libertad

Comments are closed.