Sobre la manifestación del Raval: Defensem el barri y lo que sigue.

Hay que estar atentos a la desobediencia pues pueden estar en juego las libertades y nuestra dignidad
15 setembre, 2017
Acto en memoria de Agustín García Calvo en el Àgora Juan Andrés
17 setembre, 2017

Sobre la manifestación del Raval: Defensem el barri y lo que sigue.

Fue un éxito, más de 500 personas un sábado lluvioso, gente de todas las edades, minoría de activistas, muchas pancarta y buen ánimo. Hay que felicitar a los vecinos y las vecinas del barrio, hay que felicitar a la gente que desde hace ya mucho tiempo lucha dia a dia contra la especulación y las mafias legales e ilegales que queiren echarnos. Hay que felicitar a la gente que se ha autoorganizado por calles, que desde hace más de dos meses organiza caceroladas diarias, que monta alertas de apoyo mutuo ante las agresiones, que ha interpelado a las administraciones para que dejen de dar excusas y echarse las responsabilidades unas a otras y respondan. Gracias a todos estos esfuerzos se ha conseguido juntar a gente muy diferente, con muchas contradicciones que ha entendido que la fuerza se da desde el respeto y el debate abierto, transparente. Se generó confianza lo que ha permitido juntar mucha gente con fuerza y alegría a la vez

Hay que tener cuidado con los comentarios por lo bajo, con los egos y los protagonismos, con los que quieren hacer suyo el esfuerzo de todos, los que quieren rentabilizar porque creen que tienen la razón y los otros molestan. Hay que tener cuidado y confiar acompañando de forma honesta y sin dirigir. El Raval tiene una larga historia de saber organizarse de forma horizontal, de responder ante las injusticias, está en la memoria de su gente y de sus calles y esta es una más de las que se han dado y se darán.

La propia lucha nos pone en su sitio a todos, a los que intentaron manipularla de forma absurda y quedaron en evidencia, a los intereses políticos partidistas que intentan tutelar y rentabilizar el movimiento. A la gente que solo pide orden y represión sobre los más débiles y exculpa a los poderosos. A pesar de todo hay que ser justos y felicitarnos por lo conseguido, reconocer los esfuerzos y continuar pues queda mucho por hacer y hay fuerza y generosidad para intentar hacerlo bien.

Salud, suerte y ánimos.

Comments are closed.