INCASOL alquiler social para Teresa se queda en Vistalegre 4.

Des del pròxim 26 de febrer es posa en marxa l’espai Info #StopDesnonamentsRaval
20 Febrer, 2018
Vaga feminista del 8 de març al Lokal, Àgora Juan Andrés i Manifestació
28 Febrer, 2018

INCASOL alquiler social para Teresa se queda en Vistalegre 4.

En el año 2005 Margarita Cabezuelo Martín adquiere la vivienda del 1º 2ª de la calle Vistalegre nº 4 a través de una hipoteca con la entidad bancaria BBVA (información obtenida en el registro de la propiedad 11/2017). El año 2011 Margarita Cabezuelo Martín deja la vivienda de la calle Vistalegre y la cede a la Generalitat de Catalunya, INCASOL (Instut Català del Sol), Entra a vivir una pareja – durante tres años y estos a su vez dejan la vivienda en el 2014- (información de los vecinos del bloque Vistalegre no 4)

A partir de ese momento, la vivienda pasa a manos de unos narcotraficantes y ahí empieza la la pesadilla de los vecinos del bloque y de la calle en general: peleas, ruido, degradación del entorno y la escalera, amenazas..
Durante los tres años siguientes desde 2014 hasta finales del 2017 la vivienda es “realquilada” entre distintos traficantes haciéndose mas difícil y desesperante la convivencia. (información de vecinos del bloque y de la calle Vistalegre) . El 14/11/2017 por la mañana llega un aviso mediante una llamada telefónica a Acció Raval, comunicando que los traficantes acaban de abandonar el edificio con maletas y que los vecinos del bloque necesitan ayuda para defender la vivienda y que no la vuelvan a narco-ocupar. Se presentan dos miembros de Accio Raval. Ante la incapacidad de encontrar al propietario y encontrándose abierta la puerta del 1º 2ª, los vecinos deciden
ocupar ellos mismos la vivienda, pero esa misma tarde, unos presuntos traficantes reclaman desde la calle que se les abra la puerta del bloque porque es una casa de la Generalitat y “se la han dado” a ellos. Al ver que nadie les abre la puerta deciden colocar silicona en la cerradura, más tarde, regresan y esta vez consiguen entrar en la escalera
e intentan ocupar la vivienda. Los vecinos del bloque hacen una llamada de emergencia a otros vecinos del barrio y a la Guardia Urbana.

Los vecinos organizados de Vistalegre, Riereta, jóvenes de la REA, Accio Raval, Eix de sant Gil y gente de otras calles acuden antes que la Guardia Urbana y se les exige a estas personas que enseñen alguna documentación referente al piso 1º 2ª pero no aportan nada y con actitud agresiva nos dicen que ellos han pagado una cantidad de
dinero por la vivienda. Se les pide de nuevo alguna documentación cuando llega la GUB que los identifica y después se marchan.

Durante los dos días siguientes se sucede el acoso de los presuntos traficantes a los vecinos del bloque para acceder a la vivienda. Los vecinos organizados acuden a defenderla con éxito y los traficantes desisten, pasado unos días deciden apoyar a Teresa y sus dos hijas, que necesitan una vivienda urgentemente, para que se queden a
vivir en ella. ya con la familia viviendo dentro, una pareja llega a la calle para reclamar la vivienda (se desconoce si pertenecen al grupo de los traficantes de antes). Los vecinos vuelven y la GUB también, esta vez también acuden los Servicios sociales que nos explican que hay una orden de desahucio de ese piso para la semana siguiente. Los vecinos preguntan a nombre de quien se ejecuta la orden, pero los servicios sociales se niegan a darnos esos
datos. . (información obtenida por Accio Raval y vecinos del bloque).

El 21/11/2017 Llega el día del desahucio. Los vecinos organizados, Obra Social Bcn y Stop Raval Desahucios acuden y consiguen pararlo, pero se llevan una sorpresa al descubrir que detrás de la gestión de esa vivienda y de la orden de ejecución del desahucio está INCASOL (Información obtenida por el equipo de negociación del desahucio).

El 07/12/2017 A Teresa le llega una orden de desahucio para el día 05/03/2018 sin haber recibido una solución habitacional y teniendo constancia INCASOL de la situación de esta familia. (Información aportada por Teresa)
Es decir, INCASOL ha tardado tres años en reaccionar ante el mal uso de una vivienda que debería ser social y ahora quiere desahuciar a una familia en tres meses.

Si esto ocurre, probablemente la vivienda volverá a ser un punto de narcotráfico o se quedará tapiada, hasta que alguien decida cómo sacarle rédito. (Información aportada por Acció Raval). Los vecinos del bloque de Vistalegre, del resto de la calle y del barrio en general, exigimos a INCASOL que formalice un alquiler social con Teresa y sus hijas y defenderemos que son ellas y no los narcotraficantes y especuladores que revolotean por el edificio, las legítimas habitantes del 1º  2ª de Vistalegre.

Comments are closed.