Hay que estar pendientes. Solidaridad y apoyo mutuo contra la represión

Prou brutalitat, prou impunitat. Justicia Juan Andrés
6 octubre, 2017
30 Aniversari del lokal, 27/28 d’octubre a Can Batllò
14 octubre, 2017

Hay que estar pendientes. Solidaridad y apoyo mutuo contra la represión

Hay que estar pendientes, el estado se ha movilizado y parece estar dispuesto a todo. Solidaridad y apoyo mutuo contra la represión.

La escalada no tiene fin, bancos y grandes empresas se van para dejar claro que están al lado del poder y por el miedo a perder beneficios, otra cosa es que sean castigados por la gente por haberla hecho. La manifestación de afirmación española del pasado domingo, en la que la ciudad fue ocupada por gente amenazadora, convocada por los partidos españolistas y grupos de extrema derecha que golpearon, amedrentaron e insultaron con total impunidad. Todo bajo un discurso de ataque al supuesto nacionalismo racista hecho con argumentos nacionalistas y racistas. El mundo al revés.

Por parte de la Generalitat y el Parlament parece ser, habrá que ver si hasta última hora se realizará la Declaración de Independencia en función del resultado del referéndum a favor del si. La represión ejercida por parte de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado ese día fue brutal y está documentada y grabada en la memoria de la gente que sintió el odio y el desprecio en los golpes y en las miradas. Una huelga general, rara, como todo lo que stá pasando fue la respuesta, una huelga, no hay que olvidarlo, convocada pox         r los sindicatos minoritarios a la que a última hora se añadieron los espacios institucionales o cercanos al procés mediante una Aturada de país en la que la autoorganización popular volvió a hacerse presente.

Hay que estar pendientes pues parece que las ordenes ya están dadas y los operativos preparados. Ya sabemos en estas situaciones el daño que se puede hacer, está presente en la memoria colectiva y solo una respuesta generalizada en defensa de las libertades y contra la represión del estado la puede frenar. Ojalá no ocurra lo que parece que viene pero todo apunta a lo peor.

Solo nos queda que confiar en los de abajo, en la solidaridad y en el apoyo mutuo, capaz de movilizarse y obligar a las instituciones a los poderes a impedirlo. Deseamos que así ocurra.

Comments are closed.