Crónica de como hoy 1 de febrero se paró un desahucio ilegal y por la fuerza en la Rambla del Raval

Barcelona no està en venda
27 gener, 2017
Enlace para ver la obra: La bruja y Don Cristóbal de títeres desde abajo
5 febrer, 2017

Crónica de como hoy 1 de febrero se paró un desahucio ilegal y por la fuerza en la Rambla del Raval

El aviso llega sobre la 13h, hay que ir a Rambla Raval 28 pues quieren  echar de su casa a una mujer filipina 5 hombres que la están presionando. Activamos la alerta y llegamos junto con habitatge que ya está presente. Los que pretenden actuar dicen ser los propietarios junto con 3 operarios más, explican como siempre su versión, suerte que tenemos la de la mujer que no les abrió la puerta y explica que la quieren echar ofreciendo dinero y le han dicho que a las 5 tiene que estar enla calle con sus cosas y colocarán la puerta que ya conocemos para echarla directamente a la misma hora que tiene que irse a trabajar y está desesperada.

La compra del edificio se hizo ayer con gente dentro, con bichos como dicen y a precio más barato. El negocio exige que se eche rápido a los inquilinos para hacer lo que convenga, reforma exprés y negocio redondo. Lo que está ocurriendo cada día en el barrio. Llega la urbana y algún conseller, baja la mujer, hablamos la arropamos, nos explica que no les ha abierto la puerta, que se ha negado a recibir dinero. La urbana finalmente toma los datos a los 5 propietarios-operarios gracias a la presión e insistencia de habitatge-consellers, los propietarios se hacen las víctinas y se cabrean contra todos, ajuntament y vecinos, muestran el enfado porque se les ha fastidiado la operación y tienen que recular y no lo entienden.

La rápida reacción ha impedido, por el momento, que se haga una injusticia flagrante, impune, y que la vecina puede seguir en su piso y mantener sus derechos frente a la fuerza de los poderosos. Ha valido la pena el esfuerzo y cada cual desde su situación ha hecho lo que tenía que hacer y se ha hecho bien.

Y esto nos pasa y en caliente hablamos y pensamos. Hay que empapelar el barrio con carteles y octavillas pequeñas, hay que ir a los CAPs, a las escuelas, a los lugares donde se junta la gente y las comunidades, a donde haga falta dando un número de teléfono y un lugar físico para que cualquier persona que se encuentre en la emergencia puede llamar y reciba un apoyo inmediato, que se pueda activar una reacción rápida que impida el abuso. Y que la PAH, habitatge y quien responda haga su trabajo, después podremos ampliar y discutir todo lo demás.

Es evidente que el tema está en los medios y en la calle que las acciones e iniciativas se irán desarrollando pero si no coneguimos este mínimo mediante la solidaridad, el apoyo mutuo y la acción directa, diaria, sin estridencias, humilde pero eficaz, con alma que llegue a todos los lugares, a todas las personas y que las pequeñas y las grandes mafias, legales e ilegales se den cuenta que tienen delante a gente activa, valiente y organizada no avanzaremos.

Comments are closed.