El Lokal

Valga como ejemplo una parte de lo ocurrido estos cuatro días, de viernes a lunes. El Raval no está en venta pero lo quieren comprar a trozos, expulsarnos a la gente que lo habita y hacer negocio a cualquier precio. Aunque no va a ser tan fácil, igual hasta lo conseguimos y no lo hacen pero cuesta mucho esfuerzo, agota y vale la pena.

El viernes por la tarde nos llega un aviso por medio de la gente de la Rimai a la que ha avisado antes un compañero que en el carrer del Carme ha visto a gente de Desokupa , o así lo parecen, instalando una puerta metálica en la calle y echando a unos vecinos. Se activa la alerta y en muy poco tiempo y gracias a estas redes de abajo que existen, son fiables, generan confianza y acción y ya saben que se ha de actuar rápido y bien, lo hacen y paramos la operación. También vienen los mosos que no toman los datos a los operarios que están actuando en la impunidad, sin orden judicial pero no pasa nada, aquí lo normal es que los “delincuentes” seamos nosotros, los solidarios y los otros: dueño, seguratas y matones se ajusten a la ley defendiendo la propiedad a cualquier precio y actuando con violencia para expulsar de su casa a vecinos del raval que antes pagaban su alquiler y después quedaron indefensos, sin derechos, hasta que el apoyo mutuo se los restituye.

Después de un rato, los operarios que defienden el sacrosanto derecho al trabajo desmontan la puerta, antes cambiaron la cerradura que gracias a la solidaridad se vuelve a cambiar para que los vecinos pudan entrar a su casa, los matones se van sin conseguir que sacaran las cosas por las amenazas y los vecinos vuelven a sucasa tras recibir unos manotazos que les impidieron hablar por móvil. También se han presentado de l’Oficina d’Habitatge de Ciutat Vella que informan de que pueden presentar denuncia, cosa que no harán la gente asustada por lo ocurrido.

El sábado se convoca una jornada el contra del Hotel Praktik, dos edificios de lujo a construir en los solares delante de Drassanes para participar en la elaboración de un video clip: “Mamma Mia” creado por Teatre sobre la Marcha en la que participa muchísima gente de las luchas de la ciudad. A la vez se pinta un maravilloso mural de denuncia. Todo sale bien, todo el mundo está contento hasta que aparecen otra vez unos operarios que quieren borrar el mural apelando al sacrosanto derecho de propiedad sobre la ruinosa fachada. Viene la GUaria Urbana que acaba multando a un vecino con 300€ por deslucir la fachada, advierte a los operarios que no pueden borrar el dibujo pues necesitan permiso y esperamos a que se vayan para defender el grafiti. Al día siguiente comprobamos que durante la noche lo han borrado, han esperado el momento y los trabajadores y seguratas han cumplido el encargo de la propiedad, saltándose la ley lo que haga falta pues sabe que no va a pasar nada.

El domingo 20N, se realiza como cada año un emotivo homenaje en el Cementeri de Montjuïc a Buenaventura Durruti, asesinado por una bala anónima a recordar que “No nos asustan las ruinas, llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones”. Otras personas acdimos a la Plaça de Sant Jaume a defender el gimnás cooperatiu Sant Pau, amenazado también por la respectiva propiedad que quiere especular y hacer negocio frente a un equipamiento social y colectivo para las vecinas del barrio. Acude mucha gente, y reivindica quienes somos y porqué luchamos.

El lunes a primera hora, otra sacrosante propiedad, en este caso la SAREB pretende desalojar 7 fanilias de un edificio de la C/ Hospital como medida previa para aber que negocio especulativo. La respuesta es importante y más de 100 personas lo evitan y las familias continuan en sus viviendas y l’Ajuntament anuncia el conflicto con la SAREB que se niega a negociar un uso público del edificio.

Por la noche otro grupo intentamos volver a enganchar una reproducción impresa del mural en el mismo lugar pero nos encontramos con vigilancia las 24h que nos impide hacerlo. Lo grabamos, hablamos y decidimos hacerlo en otro momento y posiblemente en otro lugar. La sinrazón de la fuerza no nos impedirá, más bien al contrario, que el mural se convierta enuna expresión de la lucha por defender los derechos de las personas frente a un modelo que nos expulsa, nos despoja y expulsa.

En cuatro días esto ocurrió. Fuimos capaces de responder a unos hechos graves, incluso impedir que ocurriera lo previsto, lo injusto, lo escrito y lo hicimos gente común de diferentes formas de pensar, de organizarnos, sabiendo que nuestra acción era fundamental para impedir lo injusto, que la única rentabilidad que conseguíamos era saber que queremos vivir en este territorio y convivir con nuestros vecinos, que llevamos mundos nuevos en nuestros corazones y que queremos construirlo y que si no la hacemos, nadie lo hará.

Y que a pesar de las dificultades, los conflictos, las dudas, las incertidumbres y los intereses particulares o partidistas, intentaremos defender el bien común, el de cualquiera que será el de todos. Si caminamos así lo conseguiremos, no será nada fácil pero si será mejor

22 novembre, 2016

El Raval no está en venta. Sobre autoorganización, creatividad, generosidad, y luchas comunes

Valga como ejemplo una parte de lo ocurrido estos cuatro días, de viernes a lunes. El Raval no está en venta pero lo quieren comprar a […]
21 novembre, 2016

Ajornat desnonament C/ Hospital 116. Stop desahucios Raval

Desahucio aplazado, El Raval no está en venta. No es de la Sareb, es del barri. 140 personas nos hemos concentrado delante del edificio del C/ […]
20 novembre, 2016

Stop desahucios Raval, dilluns 21 a les 9,30h al C/ Hospital 116

Aquest dilluns 21a les 9.30h, al carrer Hospital 116 la SAREB (el «banc dolent») vol desnonar set famílies. De nou, la SAREB s’ha negat a acceptar […]
20 novembre, 2016

Han esborrat el mural. El Raval no està en venda

A las 11 de la noche, nos retirábamos un grupo de vecinos y vecinas, después de que se fuera la Guardia Urbana tras haber multado a […]